ASALTO

¿Qué caminos concretos podemos concebir para poner en pie creaciones colectivas?

Asalto se debate entre las limitaciones de tiempo y recursos de sus asaltantes y sus objetivos gigantes e ilimitados. No renuncia a ninguno de esos objetivos. La práctica dialéctica de su funcionamiento ha llevado a un punto donde considera que es posible recrearse, reinventarse, remezclarse una vez más. Si hasta el momento ha procurado poner en segundo plano la autoría, lanzar textos cercanos a la consigna lírica/dialéctica y cuestionar las etiquetas genéricas, hoy sabe que eso no basta.

Después de seis Asaltos afrontamos este séptimo destinado a replantear sus posibles acciones, proyectos, caminos, en común. En pasados Asaltos solicitábamos textos que después, si así se estimaba, eran colgados en la página de Fundación Robo. En la presente ocasión hemos iniciado un debate –que ahora busca aquí continuidad– con algunos colectivos dedicados, entre otras tareas, a indagar en el uso, el abuso y el usufructo del lenguaje en general y de las creaciones literarias en particular.

A partir de algunas ideas surgidas, extendemos el debate a todas las personas y colectivos que se piensen y sientan parte, aun si por unos días, de Asalto para que contribuyan con ideas nuevas o bien se sumen a algunas de las propuestas que ya hemos recogido. Dejamos aquí un primer adelanto de los temas en cuestión y requerimos y agradecemos opiniones, argumentos, planes por hacer.

a. Escritura de encargo: ofrecer la débil, por ahora, pero constante infraestructura de Asalto a colectivos en lucha que necesiten un trabajo de escritura sea para la elaboración de crónicas, actas o ficciones que reproduzcan su historia de un modo más sintético y dramatizado que la mera recopilación documental, bien a la manera de Numax presenta pero por escrito, bien de cualquier otro modo que se acuerde.

b. ¿Sería capaz Asalto de poner en marcha un folletín colectivo, un Breaking Bad literario y revolucionario?

c. ¿Podría Asalto narrar con detalle veinticuatro fotogramas del antes y el después de un desahucio? ¿Veinticuatro fotogramas de una mentira, de una mansión, de un cuartel?

d. ¿Podría hacer un escrache literario y averiguar quién hará negocio con los futuros contadores de la luz? Contar la luz es un acto literario pero es posible que sea también un acto de corrupción: ¿Podemos unir ambas cosas y hacer que estallen al entrar en contacto?

e. ¿Puede Asalto matar un trozo de violencia de género? ¿Puede vengarla?

Es el momento de un Asalto que tire del hilo de algunas de estas propuestas o invente otras con las que corregir el rumbo y seguir ofreciendo una literatura para el común, realizada por un conjunto de voces que bregan, avanzan hacia una meta compartida, transformadora de la rabia actual. A partir de las sugerencias, respuestas y desarrollos que surjan, esperamos realizar el próximo Asalto, recomenzar una etapa de escritura colectiva.

Que la rebeldía pueda, como siempre ha sido, procurarnos luz y adelante.




PRIMER ASALTO
SEGUNDO ASALTO

ASALTO ESPECIAL HUELGA
TERCER ASALTO
CUARTO ASALTO

QUINTO ASALTO

SEXTO ASALTO

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.